Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación
(P.N.T.I.C.)
 

Unidad 4ª: El encuentro y el descubrimiento de los valores
6. El descubrimiento de los valores y las virtudes
Las exigencias del encuentro -generosidad, veracidad, fidelidad...- constituyen otros tantos valores porque nos posibilitan la realización del ideal de la unidad y nos ponen en camino de plena realización personal.

Cuando asumimos y realizamos tales valores, nos capacitamos para crear esa forma elevada de unidad que es el encuentro. La capacidad para realizar algo valioso era denominada en la antigua Roma virtus. Todavía hoy se dice de un gran intérprete que es un virtuoso de tal o cual instrumento. Con razón, a dichas exigencias se les llamó tradicionalmente virtudes. Si soy generoso, veraz, fiel y cordial con una persona, configuro mi modo de ser de tal modo que me resulta fácil establecer con ella una relación de encuentro. Mi personalidad es considerada entonces como virtuosa.

Por el contrario, si me comporto con alguien de modo egoísta, falaz, infiel y hosco..., dificulto al máximo la tarea de encontrarme con él. Esa dificultad es semejante a la que tenemos para abrir una puerta cuando ésta se deforma y "adquiere vicio", como suele decirse. Los vicios son modos de comportarse que impiden en una u otra medida el encuentro. Como el hombre es un «ser de encuentro», actuar viciosamente implica bloquear el desarrollo de la personalidad, vivir inauténticamente.


Internet


Internet
Netscape Communicator - Resolución 800x600 - Fuentes grandes

Última modificación: