Para ver bien esta página, ajuste la resolución de su monitor a 800 x 600 píxels.

   

Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (C.N.I.C.E.)
 

El pasado mes de abril publiqué en la revista Crítica (núm. 874:12-16, 2000) un artículo que llevaba por título "Seréis como dioses" y subtitulado "hacia la creación de vida en el laboratorio" que considero puede ser de interés reproducirlo en esta página web, agradeciendo a la revista su autorización.

I. INTRODUCCIÓN

A mediados del año pasado, los medios de comunicación transmitían la siguiente noticia de agencia fechada en Los Angeles, Estados Unidos:

"Un grupo de científicos norteamericanos, que investigan la estructura genética de los seres vivos, afirmó que está a punto de descifrar la forma de crear vida artificial a partir de un grupo reducido de genes [ ...] El investigador Craig Venter espera emplear ADN de bacterias muertas para crear artificialmente un microorganismo"

En aquella fecha el Dr. J. Craig Venter expuso sus planes en la reunión que la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias (AAAS) celebró en la ciudad de Anaheim, cerca de Los Angeles. Algunos meses más tarde, el 10 de Diciembre de 1999, el Dr. Venter publicaba en la revista Science (Hutchison et al., 1999) los primeros resultados experimentales de su proyecto. Sorprendentemente, los medios de comunicación no han percibido el significado e importancia de la investigación realizada y del proyecto futuro planteado. Este proyecto de "jugar a Dios" (el playing God inglés) es el motivo de la presente reflexión.

El descubrimiento hecho en 1944 de que los genes son ADN supuso un cambio de paradigma en la Genética de tal magnitud que puede decirse que en la historia de esta ciencia puede hablarse de un "antes del ADN" (1865-1944) y de un "después del ADN" (1944 hasta hoy). La influencia del cambio de paradigma ha afectado no sólo a la propia Genética, sino también a la Biología en general e, incluso, a la Sociedad.

Lo mismo que en épocas pretéritas la Humanidad pasó por diversas revoluciones que condicionaron su progreso (por ejemplo, la revolución agrícola, la revolución industrial, etc.), no cabe duda que hoy día estamos viviendo dos revoluciones que están cambiando y condicionando a la Sociedad: la "revolución de la informática y las comunicaciones" y la "revolución del ADN". La Historia y la Filosofía de la Ciencia tendrán que incorporar en su discurso la importancia de ambas revoluciones en el desarrollo de la Humanidad. En cuanto se refiere a la Genética, muchos ciudadanos la perciben como una ciencia omnipotente y consideran al ADN como una nueva piedra filosofal de la Biología.

 


 
 
Internet
Internet
 
Netscape Communicator - Resolución 800x600 - Fuentes grandes

Última modificación: