Tapia de Casariego

 
 
 
 
La formación del concejo es de época reciente; fue constituido como tal por Real Orden del 11 de enero de 1863, disgregando para ello del concejo de Castropol las parroquias de San Esteban y San Martín de Tapia, San Andrés de Serantes, Santa María de Campos, y otros cuantos santos más del concejo del Franco. Su extensión es de 65,52 kilómetros cuadrados. 

Tapia de Casariego, capital del concejo, es un hermoso pueblo edificado sobre un pequeño promontorio que, a modo de cabo penetra en la mar. El puerto está formado por dos malecones que dan lugar a un fondeadero resguardado de los temporales del noroeste. La playa está situada al borde de la antigua carretera general, a pocos metros del casco urbano. 

El pueblo debe a su benefactor, el marqués de Casariego, la construcción a sus expensas de tres magníficos edificios: instituto, escuelas y ayuntamiento. 

La actividad principal está basada en la ganadería, ya que el concejo reúne especiales características para el desarrollo de la misma (está situado en la rasa costera, por lo que el próximo trazado de la autovía está resultado muy polémico). También existe una buena parte de habitantes dedicados al sector pesquero. 

Durante el verano, la afluencia turística es muy elevada, debido a la belleza de las playas. Tanto es así, que la población habitual se multiplica varias veces en esta época, lo que queda demostrado ante la proliferación de construcciones que, en la mayoría de los casos, y debido a la especulación de un terreno que tiene alto valor, se aprovecha al máximo dando como resultado edificios que desdicen bastante con el entorno. 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



 
Inicio | Características | Actividades | Enlaces