LAS    TABAS.

Rey, verdugo, tripa y hoyo.
Se tira el pitón y se coloca la taba doce veces de cada posición y se recoge si el pitón no se te cae no pierdes.
Luego se ponen cuatro tabas y se hace una cruz en medio se dice:

"Yo tengo un gatito
que me va a la plaza
a por ocho cuartitos
de calabaza.
Yo tengo  un gatito
que me va al jardín
a por ocho cuartitos
de perejil.
Chus, Chus,
amen Jesús.
Yo tengo una casa
a mi hermana Tomasa
cuando se case
se la daré.
Ya se ha casado
ya se la he dado
ya se ha puesto
en la punta del tejado.
Yo tengo una casa
voy para Don
una para la Virgen
y otra para el Señor."

Este es un juego que se jugaba con los huesos de corderos denominados tabas.


Volver a recuerdos