CANCIÓN DE LA ASTURIANA.

En las Montañas de Asturias
a una niña vi,
de catorce a quince años
regando su jardín.
Pasó un caballero
le pidió una flor,
y la bella asturiana
le ha dicho que no.

-No tengo padre ni madre
y abusan de mi.

-¿Pues quien ha intentado
abusar de ti?.
Tan solo te he pedido
una flor de tu jardín.

-Las flores de mi jardín
no son para un caballero,
que las riego para mi
para mi pecho y mi pelo.

-Hermosa asturiana
hermosa de Dios,
te tienes que acordar
de la acción  de la flor.

A los tres días siguientes
la niña salió
en busca del caballero
para darle la flor.

-Toma caballero,
la flor de mis manos
y déjeme usted
ir a ver a mis tres hermanos.

-No quiero flor de tus manos
ni tampoco a ti
te dije que en mi presencia
habrías de morir.

Le encerró en un cuarto
le enseño un puñal
después de abusar de ella
le dio tres puñaladas.
Le pasean por el pueblo
toda cubierta de flores
y en cada mano una rosa
de siete colores.
Y en los pies lleva
rosas y jazmines,
con un letrero que dice
criada entre jardines.
Y en el pecho lleva
un ramo de azahar
con un letrero que dice
matar al criminal.
Y el se merecía
que le degollaran
y que pagara el crimen
de la BELLA ASTURIANA.

Volver a recuerdos